7 consejos prácticos para ser más productivo

Hay ocasiones en las que pareces que trabajas, pero no es así: procrastinas. Nadie observa y juzga tu trabajo, es fácil crear horas o incluso días de trabajo improductivo que se evapora sólo, aunque tengas las mejores intenciones”, asegura el experto en productividad Isra García en su libro Ultraproductividad (Alienta, 2016). En el libro ofrece, entre otros, siete consejos prácticos para huir de la procrastinación (dedicar tiempo a tareas improductivas para no abordar las tareas a las que realmente les tenemos que hincar el diente)y ser más productivo.

¿Cómo evitarlo?

1. Date un respiro: “la relajación juega un papel importante cuando hablamos de productividad, pero sentirte culpable por relajarte, destrozará cualquier oportunidad de alcanzar la refrescante sensación que viene cuando cambias el chip. Acepta desconectar de una tarea para maximizar su impacto. Cuando sea tiempo de relajarte, relájate”, asegura García en su libro.

2. Crea un deadline real: “hay personas que aconsejan establecer un deadline ficticio, pero aquí pienso que debería ser exactamente lo contrario, ya que es es fácil darte una extensión artificial del deadline también. En el medio de procrastinación contra acción, un deadline ilegítimo perdería siempre. Intenta lo contrario, si un cliente espera algo, no hay otra opción más que hacerlo y tu deber es hacer que suceda”.

3. Cambia tu entorno: “nada cambia mejor tu entorno que forzarte a ti mismo a estar “on” mostrándote en público para desarrollar tu capacidad profesional. Amo trabajar en pijamas y trato de ignorar el máximo de reuniones, entrevistas y conferencias posibles, pero cuando realmente quiero hacer algo que importe, me enfrento a la audiencia, fuera de mi hábitat”.

4. Confronta los proyectos desde un ángulo diferente: “divide un proyecto en varios “próximos pasos”. Así que en lugar de tener “campaña de marketing” en tu lista de tareas, rompe la tarea en pasos accionables”.

5. Relaciona la procrastinación como una lista de tareas de baja energía: “crea una lista “to-do” con ítems que te gustaría completar para cuando no te encuentres lo suficientemente inspirado como para hacer el trabajo que importa. Esto te dará energía y diversión para hacer algo cuando el resto no funciona, de esa manera no perderás la pista a la productividad y no pierdes el tiempo – por completo. Ejemplo: leer revistas de la industria, ver TED, leer blogs relacionados con tu especialidad, actualizar tus contactos en LinkedIn”.

6. Cambia el hábito: ¿de que manera te distrae frecuentemente de hacer tu trabajo? ¿Facebook? ¿twitter? ¿Whatsapp? ¿demasiado networking? reconoce los patrones que te distraen de completar tu lista de tareas y haz justamente lo contrario a ese hábito, cuesta pero funciona.

7. Inicia tracción: depende de ti hacer que algo suceda. Si una tarea debe ser hecha, sólo tú y nadie más que tú puede hacerla, siento decepcionarte, el vecino o el hada madrina no aparecerán. De acorde a la ley del movimiento de Newton, necesitarás una fuerza más grande que tu procrastinación para moverte al siguiente nivel. A veces, sólo es cuestión de empezar ese folio en blanco.

En resumen, apunta García, “bloquea todo aquello que te distraiga, una vez que empieces, es muy posible que continúes”.

Fuente: http://www.emprendedores.es/gestion/productividad-evitar-procrastinar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *